Pascual R. Huedo Dordá

Lejos de la filosofía de los clásicos, según la cual, «escribir es ordenar el caos», Pascual R. Huedo (Castelló, 1962) está convencido de que a menudo escribir, como actividad creativa, puede invertir este principio y convertirse en una auténtica «caotització del orden», cuando menos, del orden interior. Y esto, probablemente, como consecuencia del ejercicio de introspección y al tiempo también de exhibicionismo que supone el hecho personal –y, a menudo, transferible- de conjurar mediante la escritura, los más irreverentes demonios internos.

Esta llamativa hipótesis –muy personal del autor, obviamente- daría paso a una no menos sesgada tesis: del mismo modo que –dicen- en cada persona, especialmente en nuestro país, hay un seleccionador de fútbol (¡y quizás un experto en temas educativos! –sólo hay que acercarse, verbi gratia, a una peluquería y afinar el oído-), también dentro de cada cual habita probablemente, ¿quién sabe? un autor. Algunos lo mantienen siempre en secreto. Otros, como en un interrogatorio con «picana» incluida, tarde o temprano, acaban vomitándolo.

Más allá, sin embargo, de alocadas teorías de filósofo impolíticamente correcto, Pascual R. Huedo, maestro de día y letraherido de guardia por la noche, («reo de nocturnidad», Echenike dixit), presume -a diferencia de los autores que menosprecian los reconocimientos públicos- de su particular muro de la vanidad, donde permanecen colgados algunos testigos de su quehacer, como por ejemplo: 2º Premio V Certamen Poético Vila de Altea, (Alicante, 2009); 2º Premios II- III Concursos Poesía Gabriel Miró, (Guadalest, 2009 y 2010); Accèsits Premios Poesía J. Oliveras (Barcelona, 2009 y 2010); 1er Premio XXIV Certamen Blas Infante, (Cornellà, Barcelona, 2010); 1er Premio Relatos Almoradí, (Alicante, 2010); 1er Premio Poesía La Mar de Letras de Calafell, (Tarragona, 2010); 1er Premio Poesía Miquel Peris (Castellón, 2011), 1er Premio del XXV Certamen Internacional de Narrativa «Á. Tendero», (Jaén, 2011) o el 1er Premio Poesía Castell de Suera (Castelló, 2014).

Insomne impenitente, confiesa en público su incorregible mediterraneidad y en privado su aversión congénita a los maniqueísmos al uso. Amante por igual de sus dos lenguas –materna y paterna, afirma orgulloso- defiende ambas con uñas y dientes, y cultiva, dentro y fuera de la literatura, tanto el castellano como el valenciano.

Admite también una pasión difícilmente controlable hacia la música, arte que cultiva con cuestionable fortuna. A la hora de confesar predilección, le resulta difícil decantarse por un género literario y afirma con rotundidad, no exenta de ironía, que el teatro es terapéuticamente pedagógico y que, además, resulta «pedagógicamente terapéutico». Y no oculta su satisfacción al constatar la capacidad del arte dramático para sobrevivir, después de dos mil años, a ese estéril «cocktail» de piratería y crisis que nos invade a todos los niveles.

Además de los colectivos Abraçada a la meua pell (Barcelona, 2010) y Jornades de la mar (Castelló, 2012), es autor de los poemarios Melangia de mar esquiu (2011) –premi Miquel Peris- y Etimología que mola (2012), inédito, y también es autor de varias obras de teatro infantil y juvenil, como: Socors (2005), Pizza Mortal (2006), publicada por la Diputación de Castelló en el libro XXV Años de Teatro (2011); y On són els llibres de Jaume I?, (Editorial Punto Rojo, 2013) que actualmente se encuentra en cartel, con dirección de Pau Pons y Joan M. Reig y producción de Escenoart S.L.

Ha escrito también obras dramáticas para adultos, como Demonios (2009), pieza breve de teatro psicológico con ingredientes del absurdo; El Puig, la Clau de la Conquesta (2014), un drama histórico que recrea la figura de Jaime I y los acontecimientos que sucedieron en esa localidad y precedieron a la conquista de Valencia; Ismos o la clarividencia de la ceguera (2014), un irreverente duelo filosófico entre dos pintores que analizan el alma humana en general y la mentalidad valenciana en particular; y la más reciente, Perras Cristianas (2015), un corrosivo drama -todavía en fase de producción- construido sobre una ficticia e infernal espiral dialéctica –con guiños al conflicto religioso/histórico- entre las dos esposas oficiales que tuvo Jaime I: Leonor de Castilla y Violante de Hungría.

En el ámbito de la narrativa, es el autor del recopilatorio inédito de relatos Narrativa ad libitum y de la novela Rompan Vidas (Edit. Sar Alejandría 2014) en la que refleja, en clave irónica, una insólita visión de la Zaragoza de los años ochenta, desde la óptica irreverente de un soldado que, entre viejas y desgastadas leyendas urbanas, trenza sus recuerdos con sus frustraciones, sus aventuras con sus desventuras, sus pasiones más ocultas con sus utopías más transgresoras. Actualmente tiene en cartel las producciones On són els llibres de Jaume I? (Escenoart SL.Vila-real); Melangia de Mar Esquiu, (Zorongo Producciones, Valencia) El Puig la Clau de la Conquesta (producción Ayuntamiento de El Puig, Valencia) y la versión en castellano de Ismos, la clarividencia de la ceguera (Cia Amigos del Teatro, Castellón) y trabaja ya en el montaje de su más reciente creación: Perras Cristianas Violant vs. Elionor.

Reseña del libro

El escritor castellonense, Pascual Huedo estrena edición de libro: POR SUS TUMBAS LAS CONOCERÉIS. Fue presentado el viernes, doce de abril en el Centro Municipal de Cultura de Castellón. Lo publica la Editorial Sar Alejandría. En el acto se presentaron algunas lecturas dramatizadas de la obra, a cargo de actores y poetas.

A grandes rasgos, esta novela –que, por cierto, fue hace dos años FINALISTA DEL PREMIO FERNANDO LARA (Sevilla, Ed. Planeta)– está ambientada en el mundo de la inmigración desde Centroamérica hacia los EE.UU. a través de un medio extremadamente arriesgado: la Bestia. Es el nombre con el que se conocen los trenes de mercancías que operan desde la frontera sur hasta la frontera norte (unos 3000km), -abordados frecuentemente por migrantes- y que últimamente han tenido algún protagonismo en TV. Vertebrada por el enigmático viaje de ese tren, la novela desarrolla unas tramas muy ligadas al mundo de la inmigración clandestina con el telón de fondo de las maras, las clicas, las mulas, el narcotráfico, en fin, lo más sórdido de un país fascinante y a la vez, peligroso y dramático.

Pero quizá lo más original, sea el enfoque estilístico, puesto que aúna tintes muy de narrativa latinoamericana –incluida cierta querencia al realismo que el autor llama “mágico mediterráneo” entreverado de paranoias muy de autor levantino. Casi 400 páginas de una historia de historias trepidantes con fuerte componente de denuncia, de erotismo, de thriller, de aventura, de política y, curiosamente, de literatura (castellana y valenciana…) En fin, ficción y realidad en un juego de espejos que, no dejará indiferente a nadie.

Esta obra llega prácticamente en paralelo a la última obra teatral de Huedo estrenada en Bétera recientemente, ESCRÍBEME A LA TIERRA, un conmovedor homenaje –no sólo a Miguel Hernández- sino, muy particularmente, a Josefina Manresa, encarnada en la actriz Arianne Olucha (Zorongo Teatre), en un auténtico alarde de recursos interpretativos que consigue mantener al espectador pendiente durante más de una hora viendo –viviendo– un monólogo trufado de versos del poeta y por el que desfilaran, a través del recuerdo, personajes diversos que marcaron la vida de Josefina y del propio Miguel.