NUEVO: RESEÑA Y VÍDEO: Héctor Rico: Umbrales de la Sombra

Héctor Rico: Umbrales de la Sombra

Jueves 11 de abril 2019, a las 18:45 h.
Héctor Rico: “Umbrales de la Sombra”.
En el Ateneo Marítimo, C/ De la Reina, 68.

Reseña del acto

El 11 de abril de 2019, se celebró en la sede del Ateneo Blasco Ibáñez, en Valencia, España, la presentación del volumen XLIV de la colección «Algo que decir», la novela del escritor argentino, Héctor Rico, «Umbrales de la sombra». Editada por Ediciones Ateneo Blasco Ibáñez, ha sido también presentada por su autor en Argentina. En la Mesa estuvieron la presidente del Ateneo Blasco Ibáñez, y editora de la colección, Isabel Oliver, y el secretario del Ateneo, Celestino Álvarez-Cienfuegos. Tras las palabras de Oliver y Álvarez-Cienfuegos se leyó una emotiva carta del Autor, que no estuvo presente en el acto debido a la distancia entre los dos continentes. Se leyeron dos capítulos de la novela y se finalizó con la actuación del dúo musical La&.

Los lectores fueron: Felisa Torrego; Alejandro Señorís; Manuel Vélez; Laura Ugarte y Andrés Tamara, estos dos últimos lectores son los jóvenes componentes del dúo musical, que dejó gratamente impresionada a la audiencia.

Próximamente saldrá en el apartado LIBROS de la web del Ateneo Blasco Ibáñez, www.ateneoblascoibanez.com, las características literarias de tan importante novela.

Vídeo del acto

Carta abierta al Ateneo Blasco Ibáñez

Carta abierta al Ateneo Blasco Ibáñez y a su Presidente, Isabel Oliver González; fundadora del Movimiento Escritores pro Derechos Humanos.

Envío esta carta a través del océano, no como una botella al mar, sino como un mensaje que llegará sin imponderables a manos de su destinataria.
Soy un escritor argentino nacido en la ciudad de Buenos Aires, residente desde hace algún tiempo en la localidad de Villa Giardino, Provincia de Córdoba. Territorio fundado por Jerónimo Luis de Cabrera, militar español oriundo de Andalucía, -tal vez por ello eligió nombrar a la provincia mediterránea como su homónima de España-.
Pero datos históricos aparte, me presento también como un ciudadano del mundo, de hondas raíces hispanas, porque llevo la sangre de mis abuelos que llegaron a Buenos Aires en las décadas del 20 y del 30 del siglo pasado, procedentes de La Coruña, Galicia.
Mi curricula literaria aparece en los libros y en algunos sitios de internet, pero no me esfuerzo en divulgarla, considero que un escritor vale más por su obra, que por sus relaciones sociales.
Los Derechos Humanos siempre me ocuparon y por allí recibí alguna advertencia en momentos difíciles, algún gesto admonitorio para morigerar ciertos escritos.
Al enterarme del interés manifiesto del Movimiento de Escritores Españoles en pro de tales derechos, no dudé en escribir y conectarme con el Ateneo Blasco Ibáñez, que no sólo honra la memoria de tan insigne escritor, sino que cobija en su seno a todos aquellos intelectuales que de alguna manera luchan con la palabra por un mundo más justo.
Casi sin pretenderlo, me vi muy pronto integrando la nómina de asociados del Ateneo, y digo sin pretenderlo, porque no pensé que un escritor extranjero pudiera tener cabida en su espacio cultural.
Conocer a la señora Isabel Oliver, de manera epistolar -hasta el momento-. Fue para mí descubrir a una persona que allana todos los caminos, que no discrimina en absoluto, que aporta permanentemente a la cultura desde su generosidad y disponibilidades, dándole al Ateneo una inusitada pujanza y poniendo en valor cada acto cultural que efectúa con los avales de la Universidad de Valencia y de la Generalitat Valenciana.
Ávida emprendedora, dirige una editorial que jerarquiza a los asociados con publicaciones de invalorable estética. De tal manera posibilita a los escritores aparecer en las páginas de importantes antologías y lograr el sueño individual de cada uno con ediciones propias.
Me honra pertenecer al Ateneo Blasco Ibáñez y poder compartir -desafortunadamente a distancia-, las múltiples actividades que desarrolla.
Por ser partícipe no obstante y no quedar excluido de ninguna de ellas. Por enviar ponencias a las conferencias que se organizan anualmente y ser aceptadas y leídas en mi nombre –generosamente-, por otros socios y colegas.
Por poder participar del concurso anual de asociados y por tantas muestras de afecto que he recibido aun sin poder estrechar ninguna mano amiga que la conspiradora distancia me aparta inclemente.
Escribo estas líneas para agradecer a quienes estarán presentes el jueves 11 de abril en el Ateneo para asistir a la presentación de mi novela “Umbrales de la sombra” –primera en mi trayectoria porque siempre edité poesía-; que ya ha recibido el aval de la señora Presidente, decidiendo que valía la pena convertirla en libro.
La novela integra la Colección “Algo que decir” Volumen XLIV y fue editada por el Ateneo Blasco Ibáñez a fines de 2018.
La señora Isabel Oliver escribió un hermoso prólogo y por mi parte realicé una introducción al contenido narrativo, para brindarle al lector un panorama general de lo que refiere.
He intentado, en la generación de la novela, utilizar distintos narradores para que desarrollen los temas, procurando crear personajes acordes a la trama.
El argumento central parte de una anécdota sucedida durante los años de dictadura militar en Argentina y si bien no se plantea exhaustivamente, diferentes hechos van iluminando la escena y ensombreciéndola.
Los estados oníricos parecieran premonitorios en ciertos casos y confusos en otros, la vigilia se emparenta con tales sucesos y una frontera invisible se interpone para delimitar lo que pertenece a la realidad y lo que es propiedad de la ficción.
Como advierto en la introducción de la obra, la novela no puede considerarse política, sino una crónica de sucesos acaecidos en una época oscura donde los personajes transcurren con sus vitales deseos y frustraciones.
Me han adelantado que en el desarrollo del acto se leerán algunos capítulos de la novela, seguramente la lectura será más explícita que mi desafortunada crítica. Siempre el lector es quien juzga, siendo el natural destinatario de toda obra.
He observado -videos mediante-, la calidad de los actos culturales que el Ateneo organiza y la difusión que adquieren. La capacidad intelectual de los oradores durante las Jornadas de Escritores Pro Derechos Humanos, y el aporte de sus opiniones que echan luz sobre ciertos hechos que no pueden comprenderse por la simple y escueta información que los medios periodísticos difunden.
Cada jornada contribuye a develar cuestiones de índole social y político y son además un sustento educativo para quienes desean entender la realidad del mundo conflictivo en que vivimos.
Por tanta información y formación, es que admiro al Ateneo, porque sus alcances van más allá de los hechos meramente culturales, investigando y develando todo lo que permanece en una forzada oscuridad.
Estaré presente en el acto con mi pensamiento, con mis mejores deseos, sabiendo de antemano que tendrá el mismo éxito que todos los que Isabel Oliver organiza.
Mi agradecimiento para los que acudan al evento, para quienes -de pronto-, se sientan inclinados a descubrir el contenido de mi novela y para las autoridades y asociados del Ateneo Blasco Ibáñez de la ciudad de Valencia.

Héctor Rico
Villa Giardino, provincia de Córdoba
Argentina.

Anuncio del acto

El Ateneo Blasco Ibáñez se complace en invitarle a la presentación de la novela del reconocido escritor y poeta argentino Héctor Rico: “Umbrales de la Sombra”.
Presenta: Isabel Oliver, presidente del Ateneo Blasco Ibáñez.
Modera: Celestino Álvarez-Cienfuegos, secretario del ateneo Blasco Ibáñez.
Con la actuación del dúo musical: L&.