Heberto De Sysmo   Heberto De Sysmo

Poemas • Heberto De Sysmo & Okoriades Varacri

 

METAXEANDO
(Soneto)

Sobre el lecho do este poema escribo
Ayer besaba tus pechos amados,
Estampas de limbos policromados
Bella sustancia en vena que hoy revivo.

Ayer me deleitaban tus suspiros
Aquí, sobre éste manto que me cubre,
Fuimos leño, pavesa y lumbre
Onda errante en un viento torbellino.

Ayer fue realidad, hoy recuerdo
La lírica candor de tu episodio,
Trágica metástasis de tu cuerpo

Convertida en mi poema-testimonio,
Doloroso temblor, brutal, siniestro
Como ancestro que inspira a los demonios.

Heberto De Sysmo

POBRE NUESTRO

¡Contémplanos!
Oh pobre nuestro
que estás en el hielo
alquilado será tu Nombre
venderemos nosotros tu Reino
sin tu voluntad
aquí en la tierra y sin ningún miedo
pondremos precio a nuestro pan
de cada día
sobornaremos nuestras ofensas
como jamás nosotros, aunque lo maquillamos
perdonamos a los que nos ofenden
e invitamos a beber
de la tentación a los gentiles
sin librarles de nuestro mal
Amén.

Okoriades Varacri

NOSOTROS, LOS DORMIDOS (I)

Nosotros, los dormidos;
los que decimos que estamos despiertos
los que a cualquiera llamamos amigos,
los que no sabemos si estamos en lo cierto
y vistiéndonos de vanidad
nos desvestimos.
Nosotros, los dormidos;
que alardeamos de una vida interesante
y somos la función andante
de nosotros mismos,
una comedia llena de fatalidad
el pasto de los vicios y mentiras,
el muérdago que anida en el portal
de la celestina ruina...
Nosotros, los dormidos;
somos pastores de rebaños muertos
capitanes de hundidos navíos,
mecenas de gloria en mármol
y atardeceres consumidos…

Heberto De Sysmo

UNA VEZ DESNUDOS

Una vez desnudos
ante la anarquía respirable
de la vida iluminada por el arte
ante el indomable reino de la libertad creadora
y de la armonía mística de los amantes impolutos
cuando la lengua arda en Amor
aderezada en miel y mijo
habitada por corpúsculos de filantropía
y bebamos de los afluentes escapados
del cielo de los libros cismáticos
cuando seamos embriones inmortales
simientes manifiestas
liberados espíritus y libertadores ideales
será entonces
cuando se nos aparecerá ardiente y puro
el Dios suspirado
infinitud en constante elevación
que habitará en nosotros
virtuoso
sin tiempo, sin latido y sin forma.

Okoriades Varacri

NO PERMITAS

…No permitas a mi corazón ambicioso
llenarse de tu amor proscrito,
por más que te pida y suplique
por más que me veas en dolor monstruoso,
o jamás tendrá sentido lo que he escrito.

No permitas el ocaso de la aurora
sin palabra de consuelo a quien te ame,
entrega rama de laurel a quien te adora
a quien extrañe disfrutarte a todas horas
no hagas caso a lo que diga nadie.

No permitas el azul del prado en mis infiernos
ni intentes apagar sus vivas llamas,
yo merezco arder entre los leños
llorando la muerte de cada sueño
ya esculpí mi letra en las mastabas.

No permitas un dolor sin su caricia
una herida sin su beso
un lamento sin sonrisa,
y destierra de tu corazón esa avaricia
sólo somos hueso y fugitiva brisa.

No permitas el álgebra de mi fracaso
interrumpe sus mil ecuaciones,
pues si llegara al final y fuera el caso
sentirías amor por mí
y yo amaría sin contemplaciones.

Permite el divino canto del ruiseñor
el hermoso abrazo de los amantes
la tupida flora y su bella eclosión,
permite a todo aquello que enamora
amapolas, ángeles…sin excepción.

No permitas el silencio a quien pueda rugir
ni a la cobardía acechar a los valientes,
no permitas que haga aquello para lo que nací
yo no sé amar sin sufrir
ni vivir sin hacer frente.

Quiero la rosa en mis manos
de tu gracia inmaculada,
esa que convierte a eruditos en profanos
quiero dejar de combatir y por fin mis palabras
regalarte en versos como ramos.

No permitas a mis lágrimas la alteza
de tener a tus ojos por motivo,
si algún día me derrumbo que sea por flaqueza
no quiero perder la entereza
ni por amor ni su néctar baldío.

No permitas que odie de mí lo más hermoso
aquello que nos hermana
mi sentimiento, mi alegría,
quiero ser el núcleo por el que gira tu energía
rama de árbol que te enrosca presuroso.

No permitas nunca que te quiera
pues tal vez muera
al terminar mi cometido,
yo soy invierno, tú la primavera
seguiré amándote desde el olvido.

Heberto De Sysmo

SI NO HAY

Si no hay ebria luz
no hay canto
ni oda
ni liturgia.

Sin ebria luz de Amor
no hay gloria
ni amanecer
ni verbo.

Si no hay perdón
nada amaremos
nada engendraremos
nada…
sólo poetas.

Okoriades Varacri

BELLOS TUS OJOS DETRÁS DE LA MESA
(Soneto)

Bellos tus ojos detrás de la mesa
me contaban entre suspiro y lágrima,
todo aquello que te duele y te pesa
y quise devorar tus negras páginas.

Quise hacerte olvidar el duro infierno
con palabras de calma y de sosiego,
quería colmarte de amor eterno
plantar mil primaveras en tu invierno.

Tu relato conmovió mi pecho
y mi mano te escribió poesías,
llenar de bellas rosas a tu lecho

humildemente amor yo pretendía,
cruzamos presurosos el estrecho
y nuestras almas se reconocían.

Heberto De Sysmo

CATARSIS

Azotarnos el Alma
beber de los efluvios hirvientes
de la redención
purgar cada una de nuestras mentiras
y revelarnos ante le bella certeza.

Arrodillarnos
ante la inocencia del puro infante
con el corazón henchido
de llagas y gloria
hasta los escalones del templo
de nuestro narcisismo
sea cual sea la máscara que lo vista.

Dejémonos alcanzar
por el relámpago
de la majestuosa mano divina
que fútilmente nos acaricia
aquí en nuestro cautiverio
construido sólo para huir
de nuestros demonios.

Dejemos que la aureola pasee
por nuestra faz mundana
y nos enseñe
el estremecimiento íntegro
y la magnitud de un soplo
que nos elevará de la oscuridad
lanzándonos desnudos
hasta el instante, ceguera y mutismo creado
en la primera lagrima de Amor.

Okoriades Varacri

Heberto De Sysmo ver currículum »

Ateneo Blasco Ibáñez Valencia España Síguenos en:
Facebook   Visita nuestro Canal de Vídeos en Youtube   Visita nuestro Canal de Radio en ivoox   Google+
CA multimedia